Durante las últimas semanas, varios blogueros que se dedican al show “Todo en 90 Días” han tenido una guerra en las redes sociales, provocada por las estrellas Deavan Clegg y Leida Margaretha.

Todo comenzó con acusaciones dirigidas por Deavan a su esposo, Jihoon Lee, relacionadas con presuntas agresiones a su hija Drascilla. Para quienes no lo sepan, la estadounidense regresó a Estados Unidos en mayo de este año, acompañada de sus dos hijos, para visitar a su familia, permaneciendo allí hasta el momento presente. Y aparentemente, después de menos de dos meses de estadía, Deavan supuestamente comenzó a salir con su actual novio, Topher Park.

Semanas después, en agosto, Deavan habría insinuado en las redes sociales que Jihoon le había hecho algo “muy malo” a Drascilla, pero sin ningún tipo de detalle. En septiembre, uno de los principales blogueros estadounidenses del programa, John Yates, afirmó que Drascilla había sido víctima de agresiones por parte de Jihoon y sus padres.


Luego de unos días, Jihoon se defendió, negando que hubiera agredido a la hija de su esposa, y hablando de los problemas de conducta que presentaba la niña (quien gritaba y agredía a todos, lo que habría causado que el director de la escuela en que estudiaba se enfadara), y que Deavan se opuso a cualquier corrección. Para que conste, se comenta que durante un video en vivo realizado por Deavan, Drascilla habría pateado al perro de la familia, lo que habría llevado al animal a ser donado. También hay videos en los que se ve a la niña golpeando la cabeza de Jihoon en numerosas ocasiones.

Leida Margaretha, creyendo en las presuntas agresiones contra Drascilla, exhibió mensajes intercambiados con Deavan durante un video con otro bloguero, conocido como “Yahoo Boy”, en un intento de probar las afirmaciones de la mujer estadounidense; sin embargo, la acción no la habría complacido en absoluto y se inició una pelea entre Deavan, Leida, Yahoo y John Yates.

Desde entonces, se ha producido un gran intercambio de acusaciones y ofensas entre los cuatro mencionados y otros blogueros, que se sumaron a los pendencieros. Y, al final de este artículo, Deavan Clegg aún no había dado ninguna prueba real de los ataques de Jihoon, a excepción de una fotografía borrosa de la cabeza de Drascilla, con un pequeño defecto en el cabello, pero sin ningún signo de sangrado.

Para estar informado sobre el asunto, visite diariamente la revista “O Mundo Online” o síganos en Instagram, Facebook y Twitter.