Esta semana, el protagonista de “Una Gran Familia” Trent Johnston tuvo que ir a un hospital con su esposa, Amber, aparentemente debido a problemas del tracto digestivo.

En las redes sociales, Amber publicó una foto donde Trent apareció acostado en una cama, con el siguiente título:

“Buscando respuestas.”


Según la estrella, Trent acababa de realizar una tomografía computarizada para descubrir la razón de la constante incomodidad que estaba sufriendo, que, al principio, no mostró cambios ni problemas.

“(Trent) realizó dos ultrasonidos, colocistografía, colonoscopia, endoscopia y análisis de sangre… ¡Todo es normal. Pero no es normal! Los ataques aparecen incluso cuando no ha comido”.

Hasta el cierre de la historia, la familia aún no había revelado más detalles sobre lo sucedido.